CONOZCA SU MEDIDOR

Información para el Usuario

El medidor de agua es un instrumento de precisión que registra gota a gota el agua que pasa desde la Red de Distribución hasta el interior del inmueble.

El uso del medidor es obligatorio, y su suministro e instalación serán realizados por Interagua. Solo se podrá diferir su uso cuando no exista factibilidad técnica.

¿Cuáles son mis obligaciones como usuario con el medidor?

Debe permitir su instalación en un lugar de fácil acceso para el personal de toma de lectura, control, reparación y mantenimiento.

El usuario debe mantener los cajetines del medidor limpios de escombros, materiales u otros elementos potencialmente dañosos o que impidan la lectura.

Asimismo el usuario debe facilitar la tarea de lectura regular del medidor.

Respete el sello y el precinto de seguridad colocados, nunca debe sacar ni mover los elementos de seguridad, recuerde que solo el personal de Interagua está autorizado a hacerlo. Su alteración está sancionada por Ley.

No permita el retiro, sustitución o manipulación de equipos de medición u otros componentes por personas ajenas a Interagua.

¿Qué obligaciones tiene Interagua con respecto al medidor?

Es responsabilidad de la empresa llevar a cabo a su entero costo, la operación y mantenimiento del medidor, así como efectuar la reposición del mismo al finalizar su vida útil, estimada en siete 7 años, o antes, en caso de deterioro, mal funcionamiento o sustracción del artefacto.

¿De qué manera el medidor me puede ayudar a controlar mi consumo?

Por medio del medidor se pueden detectar fugas o filtraciones que existan en sus instalaciones. El agua que se desperdicie es medida, por lo tanto usted estará pagando por agua que realmente no está utilizando para su beneficio.

En el medidor, usted encontrará una lectura en números negros, que indican la cantidad de metros cúbicos que se cobrarán en la planilla mensual, y unos números rojos que representan los décimos y centésimos de litros que se consumen.

A continuación le indicamos algunos controles que puede realizar periódicamente para asegurar el buen estado de sus instalaciones.

  •  Por medio de la mariposa del medidor podrá detectar si existen fugas. Al cerrar todas las llaves de agua de su casa, la mariposa debe quedar inmóvil. Si se mueve, significa que existe alguna fuga, revise sus conexiones y tuberías. Si su medidor no cuenta con la mariposa, puede verificarlo en el marcador de décimas de litros que debe permanecer inmóvil.
  • Como medida de control, en la noche, una vez que no se va a consumir más agua, anote la lectura marcada en el medidor; luego, en la mañana, antes de que se consuma agua revise si la lectura registrada es la misma. Si no lo es, revise sus instalaciones, porque debe existir alguna fuga.
  •  También puede verificar si no existe fuga en la cisterna, en la noche marque hasta dónde está el nivel del agua, y cierre las llaves de paso. En la mañana, antes de abrir las llaves de paso, verifique si el nivel se mantiene. Si no se mantiene, significa que se está filtrando el agua de la cisterna y requiere ser impermeabilizada.
  • Realice mantenimiento continuo de los accesorios sanitarios, para evitar fugas y reboses.